Sociedad y Justicia

Aun siendo confesados, priva la impunidad en feminicidios

marzo 09, 2016

Veracruz, Ver.- El asesinato de Pilar es uno de los mil 214 casos de feminicidios que siguen impunes en Veracruz. Alejandro, su entonces pareja, confesó haberla asesinado, violentado y abandonado en un chayotal.

En la reconstrucción de hechos detalla a las autoridades ministeriales uno a uno de los pasos. Había bebido, y cuando ella se negó a sostener un encuentro sexual, él la tomó del cuello, la tiró y la asfixió, luego con una piedra la golpeó al menos tres veces, luego la despojó de su ropa y la violentó.

Alejandro, de 16 años, fue consignado en septiembre de 2012 ante la autoridad, pero dos meses después se desdijo de su declaración, el juez consideró que no hubo elementos suficientes y sin tomar en cuenta las pruebas periciales, lo liberó.

Su caso ha quedado impune, al igual que muchos otros donde a pesar de que el agresor es una persona cercana y conocida, la autoridad ministerial no encuentra al homicida. Las cifras de feminicidios en Veracruz no son precisas, aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) ha reconocido mil 224 en los últimos 15 años, organizaciones civiles revelan que la cifra real puede ser el doble.

La estadística de la Unidad de Género de la Universidad Veracruzana (UV) señala que al menos 100 mujeres son asesinadas cada año. Además del creciente aumento de feminicidios en Veracruz, la preocupación de las organizaciones civiles es la impunidad. La propia estadística de la FGE advierte que de 2000 a 2010 se cometieron 728 homicidios dolosos contra mujeres, de los cuales, en 601 casos no hay responsables.

Según el diagnóstico realizado por el grupo de trabajo en el marco de la solicitud de alerta de violencia de género para Veracruz, muchos de los casos tienen dilación en la investigación y otros están en reserva o archivados.

Otro dato más es que de 2012 a 2015 se habían iniciado 161 casos de feminicidio, de los cuales 88 se encuentran en trámite, y 73 determinados, sin embargo, el Poder Judicial sólo reportó siete sentencias condenatorias en el periodo de un año.

El mismo estudio pone como ejemplo, testimonio de familiares de víctimas de feminicidios, donde había casos en que el agresor confesó, pero había sido liberado y además vivía en la misma localidad, los casos se registraron en Coscomatepec y Nanchital.

En Maltrata, en el caso de asesinato de una mujer a manos de su esposo, los familiares reportaron nulos avances en la investigación "Además el agente del Ministerio Público pidió a la familia que buscara a otras autoridades para solicitar antecedentes de violencia del agresor, cuando acudieron al DIF municipal, les pidieron cuota para ser atendidos".

Protocolos de investigación tienen serias deficiencias

A unos meses de la solicitud de la alerta de violencia de género para Veracruz firmada por 12 organizaciones civiles, la violencia va en aumento. De enero a febrero se contabilizan 28 asesinatos de mujeres, 24 de ellos encuadran en el tipo penal de feminicidio.

Adriana Fuentes, abogada de la organización civil Equifonía, cuestionó que el Protocolo de Diligencias Básicas a seguir por el Ministerio Público para delitos de violencia de género publicado en 2012,