Empleados de confianza, lastre en municipios: CROC
febrero 06, 2016 | Édgar Escamilla y Sayda Chiñas Córdova

Poza Rica, Ver.- El secretario general de la Federación Estatal de Empleados Municipales adheridos a la CROC, Fermín Cruz Hidalgo, considera que los ayuntamientos de toda la entidad llevan una pesada carga en sus nóminas a causa de la gran cantidad de empleados de confianza, los cuales son utilizados sólo para reventar huelgas, a razón de que no realizan más del 20 por ciento de las actividades de las administraciones municipales; además de que en ocasiones reciben nombramientos que los amparan de ser despedidos y en caso de que esto ocurra, genera fuertes deudas por laudos laborales.

Cruz Hidalgo advirtió que los ayuntamientos enfrentan fuertes cargas a causa de las engrosadas nóminas por trabajadores de confianza, pese a que el personal sindicalizado es responsable de 80 por ciento de los trabajos, realizados por inspectores, cobradores o secretarias.

En el caso de municipios como Poza Rica, estimó que se requieren no más de 100 trabajadores de confianza para auxiliar en las tareas de la administración municipal, pero con cada nueva administración, las autoridades en turno llegan con su propio personal y despiden a los que empleó su antecesor.

Existen situaciones en las que los alcaldes salientes les entregan nombramientos a sus trabajadores de confianza más allegados, lo que representa problemas para la siguiente administración, sobre todo cuando se trata de partidos de oposición, quienes despiden a estas personas, quienes a su vez demandan a los ayuntamientos, procesos que pueden ser muy largos, pero que usualmente ganan los trabajadores.

Esto genera adeudos millonarios por laudos laborales, como ocurre en los municipios de Castillo de Teayo y Coatzintla.

También con cada nueva administración se dan despidos de personal cuando las nuevas autoridades identifican a los trabajadores por haber realizado proselitismo a favor de otro candidato o partido.

Cabe señalar que en Poza Rica, son más de 700 los trabajadores sindicalizados, en tanto que en el resto de los ayuntamientos integrantes de la Federación, 45 en todo el estado, son cerca de 15 mil los agremiados.

Analizarán reducción de salarios de empleados municipales

El cabildo de Minatitlán analizará la reducción de salarios de la cúpula del sindicato de empleados municipales, quienes están percibiendo salarios más altos que el presidente Municipal, Héctor Cheng Barragan.

El síndico del ayuntamiento, Martín Gracia Vázquez dio a conocer que, en la próxima sesión de cabildo, los ediles analizarán la reducción de los altos salarios que tienen empleados del Sindicato Único de Empleados Municipales (SUEM), en especial el líder Andrés Santos Escandón sus más cercanos colaboradores, y hasta familiares.

Recordó que el líder del SUEM gana 93 mil pesos mensuales, un poco más del salario del alcalde de ese municipio, estimado en 66 mil pesos mensuales.

El edil recalcó que los sueldos que fijan los ayuntamientos a los empleados municipales, es de acuerdo al grado de responsabilidad y no de la productividad, pero desde administraciones anteriores se permitió el incremento de los salarios de este líder y de una camarilla de trabajadores que elevan a más de 7 millones de pesos la nómina municipal.

El cabildo buscará los medios legales para disminuir los salarios de varias decenas de personas que perciben salarios por encima de lo que marca la ley, basándose en el principio de que un trabajador no puede ganar más que su superior jerárquico y nadie puede ganar más en la administración que su presidente municipal.

"El congreso tiene que señalarnos si nosotros hemos cometido un error para que lo enmendemos, sin embargo ya se están haciendo los ajustes necesarios para que regresemos a la realidad, las cosas que quedaron en el pasado, y que siguen vigentes, con mucho respeto a los líderes sindicales, y a la base trabajadora, ningún trabajador, puede ganar más que su director, si existen sueldos que sobrepasan el ingreso de un director, tienen que ajustarse, no porque lo quiera el edil, sino porque lo exige el presupuesto y lo exige la ley".

Martín Gracia indicó que ya se está trabajando en dicho tema, confiando que en la próxima sesión de cabildo, el tesorero del ayuntamiento Saúl Wade León y el director de recursos humanos Hugo Amaya, den a conocer al cabildo los ajustes financieros, o de lo contrario el cabildo en pleno, como autoridad superior del municipio, tendrá que resolver por mayoría de votos si los reducen en un 50 por ciento, mínimo.

Las fotos del día