Acusan farmacéuticos competencia desleal en tiendas de conveniencia
febrero 06, 2016 | Celia Díaz García

Córdoba, Ver.- En medio de una competencia desleal se pronunciaron farmacéuticos independientes de la zona centro debido a la venta libre de medicamentos en tiendas de conveniencia que al estar registradas bajo este régimen, quedan libres de las exigencias de la Comisión Federal de Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

A decir de Anel Huerta Cadó, consejera de la Unión de Propietarios de Farmacias Independientes, esta situación los está perjudicando ya que, contrario a los requerimientos que a ellos como farmacéuticos les imponen para expedir medicinas, a los locales de abarrotes no se los exigen, lo que los deja en considerable desventaja.

Señaló que además de la crisis económica que enfrenta el país, se suman otros factores que los colocan en serio detrimento para sus negocios, como las medidas de la instancia federal, que en su intención de regularlos los está afectando, pues aun cuando se trate de una botica pequeña deben de contar con ciertos requisitos como la calibración de los equipos para la medición de la temperatura de los fármacos, las cuales generan gastos extras de hasta 2 mil pesos.

Huerta Cadó dijo que requisitos como estos van en menoscabo del bolsillo de los farmacéuticos, por lo que buscan aminorar los gastos al hacer las adquisiciones en grupo.

La Comisión también solicita que los farmacéuticos sean certificados, de tal forma que si la instancia se ha tornado tan rigurosa les parece injusto que sólo a ellos les reclamen tantas obligaciones, de modo que piden que se aplique las mismas medidas para todos los establecimientos en donde se venden medicinas sin algún tipo de control.

"Nos ponen tantos requisitos necesarios, ya que son insumos para la salud y hay que tener mucha ética, entonces que los medicamentos no se vendan en tienditas".

Recordó que las medicinas se pueden encontrar desde en hoteles, gasolineras hasta tiendas de autoservicio y ahí nadie los regula, por lo que han solicitado a legisladores que se reglamente este tipo de ventas. "¿Entonces a ellos quién les regula la temperatura, la humedad? No les exigen cursos".

Como ejemplo señaló los minisupers que ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se dan de alta con este giro y farmacia, aunque en realidad es una tienda de conveniencia en donde se vende hasta alcohol y pan, lo que consideró una competencia desleal y que ha llevado a que se cierren cada vez más farmacias independientes.

"El farmacéutico independiente está muy preocupado porque es mucha la competencia, por eso se unen al grupo, es lo único que se puede hacer", concluyó.

Las fotos del día