Política

Matsumoto impone a secretario en la Ceapp

febrero 05, 2016

Los integrantes de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas (CEAPP) designaron de manera indebida a Geiser Caso Molinari como secretario ejecutivo interino de esa dependencia, pues primero le otorgaron el cargo y 18 días después emitieron el acuerdo para llevar a cabo el nombramiento.

Y es que dicho nombramiento que se hizo el pasado 16 de enero, en una sesión del pleno de la CEAPP no estaba autorizado, prueba de ello, es que apenas el pasado 3 de febrero dicha instancia publicó en la Gaceta Oficial del Estado (GOE) el acuerdo para hacer la designación.

De esta forma, la presidenta de la CEAPP, Benita González Morales, propuso incluir dentro de la orden del día de la sesión del pasado 16 de enero nombrar a Geiser Caso Molinari como secretario ejecutivo en sustitución de Namiko Matsumoto Benítez, sin embargo el acuerdo para hacer el nombramiento se emitió 18 días después.

En la Gaceta Oficial del Estado del pasado 3 de febrero se publica el acuerdo de la CEAPP mediante el cual se determina, que el Pleno haga la designación interina del secretario ejecutivo, que estará en funciones con todas las facultades legales en tanto el Congreso local nombra sustituto para concluir el periodo.

No obstante, el día del nombramiento, el comisionado Jorge Morales manifestó su inconformidad con la designación de Geiser Caso Molinari porque ese punto no estaba considerado dentro de la orden del día, además que habían acordado primero revisar perfiles de los posibles sustitutos, además acusó se trataba de una imposición de la saliente Namiko Matsumoto Benítez.

En el acuerdo CEAPP/Pleno/SO-031/16/2016 los comisionados establecieron que a efecto de no perjudicar el funcionamiento de dicho organismo, los integrantes tendrán a bien a hacer la designación interina del secretario ejecutivo.

Por tanto, se instruye a la presidenta para que proceda de manera inmediata a la publicación del acuerdo para llevar a cabo el nombramiento, sin embargo, el mismo ya se había ejecutado 18 días antes pasando por alto el proceso normativo.