Política

Reforma electoral no considera a ciudadanos, reclama investigador

junio 19, 2014

La reforma electoral es más del interés de los partidos políticos que de los ciudadanos “porque no está pensada para los ciudadanos, desde hace tiempo México ya no es un país democrático, por eso también la figura de la revocación del mandato todavía es algo que la ciudadanía debe trabajar porque lo que hay es una lucha por el poder para hacer negocios”, dijo el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales (IIH-S) de la Universidad Veracruzana (UV), Leopoldo Alafita.

Las reglas electorales en México son más del interés de los partidos políticos, pero en los contenidos de los resultados de las reformas los derechos ciudadanos no están, sigue siendo el sistema de partidos, “el problema es que los ciudadanos siguen sin tener derechos, los derechos políticos de los ciudadanos no solamente no están contemplados por las leyes electorales, lo que tenemos es que la Constitución dice que los ciudadanos deben tener el derecho de elegir y ser electos, esto a través de las candidaturas ciudadanas independientes, ponen la figura en el código electoral pero es imposible de alcanzar, es decir alguien se quiere lanzar de candidato ciudadano y necesita 120 mil votos, una votación mayor que la de cualquier partido, pusieron una barrera gigantesca”.

De las elecciones concurrentes, dijo que esto termina con algunos intereses particulares de poner fechas, hacer elecciones, alcaldías de tres o de cuatro años, más al antojo de los grupos locales, por eso esa ordenación es correcta, “si se tiene que extender o acortar esos son los ajustes menores que no son trascendentes, porque lo que importa es que el ciudadano con menos gasto de recursos públicos pueda acudir a las urnas y en una sola vez hacer una elección múltiple para distintos cargos”.

Así, refirió que en este país hay dos deudas, “México venía caminando hacia la democracia, venía construyendo espacios de participación, pero los partidos buscan el voto, compran el voto, hacen chantaje a los ciudadanos y los obligan a través de las mafias para que definan quiénes son los candidatos, la democracia se ha acabado en México, ya no es”.

Por ello, consideró que lo que tienen que hacer los ciudadanos es exigir los espacios públicos, luchar contra la compra del voto, por elecciones transparentes, porque hay una intención de preservar el poder para hacer negocios, ya no tenemos gobernantes que hagan servicio público.