Política

Laguna Verde, amenaza permanente para Veracruz, reiteran Madres Veracruzanas

febrero 23, 2014

La Central Nucleoeléctrica Laguna Verde (CNLV) es una amenaza para Veracruz, afirmó Claudia Gutiérrez de Vivanco, integrante de la agrupación antinuclear Madres Veracruzanas, y aseguró que no es viable que se amplíe su vida útil.

En entrevista en la plaza Lerdo, recordó que la industria nuclear es un riesgo y en muchos países ya se han deshabilitado las centrales, pues no se sabe cómo manejar los residuos tóxicos que se generan por el uso de uranio. “Hemos visto que se trata de ocultar de manera sistemática todo lo que ocurre en Laguna Verde, así como el deterioro de las instalaciones. No funciona al 100 por ciento, han tenido que bajar su producción”.

Descartó que la más reciente visita de los legisladores pueda servir para algo y mencionó que ella como activista antinuclear no ha tenido un solo acercamiento con la actual Cámara para fijar su postura respecto de Laguna Verde.

Rechazó que el ampliar la vida útil sea una medida ética, pues insistió en que la central nuclear tiene fallas que se ocultan de parte de la Comisión Federal de electricidad (CFE). Cuando se hizo el proceso de ampliación se dieron muchas irregularidades y la repotenciación de la central no se dio con base en la normatividad, lo que la convierte en una “amenaza permanente”.

La activista recordó el accidente en Fukushima, en donde aún no han logrado controlar los efectos negativos por la radiación que se generó en 2011, pues persisten los daños al agua, “ya hay problemas de salud serios”. Señaló que ella no cree en los datos alegres de la CFE y mucho menos en la postura de los legisladores locales. Este viernes un grupo de diputados visitó la central nuclear y, de acuerdo a la información que se proporcionó por personal de la CFE, los reactores funcionan de manera eficiente.