Política

Obras mal ejecutadas pueden generar pérdida de dinero y de vidas humanas

febrero 23, 2014

Escasez de recursos, mala planeación y nula vigilancia son algunas de las problemáticas que trae como consecuencia la dudosa calidad en la obra pública que se realiza y que incluso pone en riesgo la vida de las personas, advirtió Guillermo Ávila Devezze, titular de la Asociación Mexicana de Peritos, Directores de Obras y Corresponsables.

Aunque reconoció que en Veracruz también hay obra bien planeada y exitosa, en un alto porcentaje de casos se otorga a constructoras foráneas que ofrecen presupuestos más baratos, o hay escasez de recursos, y no se da flujo financiero a las empresas, lo que provoca obras de mala calidad. Dijo que las autoridades deben considerar que “lo barato sale caro” y a veces el menor presupuesto no garantiza un compromiso con la calidad del trabajo.

Otra problemática es la falta de recursos para el cumplimiento de la obra, pues las constructoras carecen de anticipos adecuados, pago puntual o flujos financieros contantes que le permitan realizar obras sin contratiempo.

Abundó que los cierres de ejercicio fiscal para la aplicación de recursos son otro factor que trae como consecuencia obras mal planeadas, sin diagnóstico previo. Ávila Devezze insistió en que es necesario realizar una profesionalización de arquitectos, peritos y personal operativos en las obras, bajo una cultura de ética y responsabilidad, pues una obra mal ejecutada puede generar pérdida de dinero, pero también de vidas humanas.