Política

Beneficios prometidos por Odebrecht, cuestionables y refutables: investigador

febrero 23, 2014

El investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social Unidad Golfo (Ciesas-Golfo), Hipolito Reyes Herrero, señaló que las supuestas bondades que representa el proyecto de la presa hidroeléctrica por parte de la empresa Oderbrecht son cuestionables y refutables con estudios científicos y técnicos.

Por ello, dijo que los supuestos beneficios de abastecer de agua a la capital, generar electricidad y regular las inundaciones han sido sólo expuestos por la empresa brasileña sin argumentos válidos. El también integrante de la La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida) indicó que otro de los aspectos que no se han ventilado del todo del verdadero fin de la presa hidroeléctrica es el de la generación de energía, “los directivos de la empresa Odechecht en tema de la generación de energía la quieren pasar por desapercibida, no quieren ventilar el punto, al menos no en las reuniones en las que hemos estado con ellos y los afectados en el Congreso local”, refirió.

Señaló que el tema de la generación de energía debe reflexionarse, pues en este momento hay una multiplicad de iniciativas en el país y la zona del Golfo de México respecto a la generación de energía. “No parece no haber necesidad generar más energía en esta región del país, hay una sobre oferta de energía eléctrica. Así como en Pemex ha habido una suerte de privatización del propio proceso de generación de energía eléctrica, lo mismo pasa con la CFE, que ha dejado que múltiples empresas incorporen energía a la red”, añadió.

Por ello, enfatizó que si Oderbrecht intenta justificar su proyecto con base en la necesidad de generar energía eléctrica, la posición es muy cuestionable y débil, porque existen estudios avalados incluso por el gobierno federal de que no hay necesidad de eso. “Las tradiciones son las que se generan a partir de la energía fósil como los hidrocarburos, que puede ser petróleo o gas, la nuclear, eólica y solar, también la geotérmica. Pero en lo que respecta a la hidroeléctrica, es decir presas, estamos observando que en múltiples partes del mundo y en el país, un rechazo a las hidroeléctrica por el impacto que tienen en las poblaciones que se ubican en las cuencas en donde se ponen las presas hidroeléctrica, un ejemplo es en La Parota, en Guerrero”, refirió.

Otra cuestión que citó el investigador es que la empresa Odebrecht expone como parte de sus beneficios de la presa la regulación de inundaciones, “el vaso de la presa retiene agua, pero cuando ya está saturado por fenómenos hidrometeorológico, como ya los vemos en Veracruz, se tiene que liberar el exceso de agua, eso es lo que pasó en Tabasco cuando se inundó y eso lo que más temen los campesinos. Los campesinos se preguntan que va hacer la presa cuando ocurran este tipo de fenómenos, ya lo vivieron hace poco la creciente del río Los Pescados”, agregó.