Amaga Ixhuatlancillo con dejar sin agua a Orizaba por el maltrato a ambulantes
febrero 21, 2014 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- El conflicto entre comerciantes de Ixhuatlancillo y el ayuntamiento pudiera dejar sin agua potable a por lo menos la mitad de la población del norte de la ciudad. La negativa del alcalde Juan Manuel Diez Francos, en reconocer acuerdos firmados por su antecesor, sería la causa de que los habitantes del municipio bloqueen los manantiales que surten esta localidad.

En entrevista Felipe Madrigal, representante de los vendedores ambulantes de ese municipio que comercian en zonas establecidas de Orizaba, responsabiliza al alcalde Juan Manuel Diez de las acciones que pudieran tomar en respuesta a la negativa de reconocer acuerdos previos en donde permite el uso de calles, sin tráfico vehicular, para la venta de artesanías.

Así, entregó dos copias que avalan la existencia de los acuerdos en donde se permite la vendimia, en el primer acuerdo de este documento se señala que, “en relación con la petición de permitir la venta de artesanías en el Centro Histórico, las autoridades y comerciantes aceptan que para promover las artesanías regionales que comercializan las personas representadas por los comerciantes que intervienen en esta reunión, se permitirá únicamente la venta de las mismas en el predio que ocupa el estacionamiento público municipal ubicado en la calle Norte 3 entre Poniente 2 y 4”.

El mismo texto señala que la permisión de la venta será exclusivamente los días domingos de cada semana en un horario de ocho a 18 horas y las personas que realicen la venta deberán de registrarse en la Dirección de Desarrollo Económico”. El documento entre otras, lleva las firmas del entonces alcalde Hugo Chahín, del síndico y representante legal Guarino Castelán así como del secretario del ayuntamiento en ese entonces Alejandro de la Cruz Garnica Fernández.

Sin embargo, dijo, el munícipe dice desconocer estos convenios, “el acuerdo se firmó no sólo con el alcalde de ese entonces, sino con el ayuntamiento que es una institución”, expresó.

“Ahí está el documento –agregó– si bien, se firmó con el alcalde Hugo Chahín, pero fue con el ayuntamiento. Tenemos ese documento que en su momento habló de la sensibilidad del él”.

Hoy, con la nueva administración municipal expuso, hay cambios y sobre todo se desató una persecución en contra de los vendedores y artesanos, “hace unos días, el inspector de Comercio, Luis Francisco Morales, llegó de forma prepotente, amenazó y se llevó la mercancía que estaba ahí. No respetó el acuerdo”.

Sentimos que esas acciones, “son una agresión muy fuerte porque no se respetan acuerdo ya establecidos. Lo que queremos es hablar directamente con el presidente municipal para que se nos explique sobre esas condiciones”.

Por otro lado acusó al director de Gobernación, Juan Ramón Herebia, de obstaculizar una solución a la desavenencia, “hablamos con él. Nos corrió de su oficina, nos mandó a la chingada y nos amenazó con reprimirnos. Esa es la realidad”.

Sin embargo, explicó que el problema se puede agravar, sobre todo tener afectaciones a terceros, debido a que los mismos vendedores y habitantes del municipio de Ixhuatlancillo, amagan con cerrar las válvulas que controlan el suministro de agua en la planta potabilizadora Citlalli que surte a más de la mitad de las colonia del norte de la ciudad así como del sur de aquel municipio.

“Esa es decisión de los compañeros”, planteó a pregunta expresa.

Las fotos del día