Extracción de gas shale provocará daños en medio ambiente, señalan
febrero 21, 2014 | Roxana Aguirre

La extracción de gas shale que se desencadenaría con la reforma energética podría traer consecuencias ambientales muy graves para el país, sobre todo en los recursos hídricos, aseguró Sven Teska de Greenpeace internacional.

Esta posible extracción implica una amenaza para el suministro del agua, aunque en Estados Unidos lo están tomando como un boom.

“Es un riesgo para el agua, compañías americanas están tratando de repetir la evolución de gas, en Europa no es legal, no se puede sacar por la regulación ambiental, porque lo recursos hídricos corren un gran riesgo”, afirmó.

Jorge Villarreal del Grupo de Financiamiento de Cambio Climático afirmó que además esta actividad pondría en riesgo el compromiso que México tiene de disminuir 30 por ciento las emisiones de gas para 2020, equivalente a 260 millones de toneladas de CO2.

“El gas shell genera importante cantidad de metano, gas que tiene efecto más alto y multiplicado de emisiones de gases de efecto invernadero e impacto en la atmósfera”, expresó.

Señaló que las emisiones que esta actividad generará por la extracción del gas shell no es comparable con el desarrollo competitivo de energías renovables que se requieren.

“Las energías renovables frente a los precios de gas más deprimidos de Texas 3 a 4 dólares VTU en 2013 ya se puede generar con factor eólico, que lo permite hacer competitivo, que no utiliza agua como el gas shale y no se acabará”, afirmó.

Villarreal señaló que no hay racionalidad de apostar al gas shale frente a energías renovables.

La reforma constitucional en materia energética implica permitir que el gobierno otorgue contratos a empresas privadas para que se puedan realizar actividades de extracción de gas natural de los yacimientos de shale gas, del que México posee las sextas reservas más grandes a nivel mundial.

La técnica que se utilizaría para la extracción se conoce como fracking e implica una gran cantidad de agua mezclada con químicos presuntamente dañinos para el medio ambiente, que se usan para explotar el mineral de lutita en cuya explosión se libera el gas, sin embargo, toda el agua que se usa queda contaminada con químicos como radón.

A pesar de esta situación, el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, anunció que el próximo año el gobierno federal invertirá 30 mil millones de pesos para eficientar la explotación de gas shale o gas de lutita.

Las fotos del día