Política

Infiltran saboteadores al movimiento contra presa en Los Pescados, acusan

febrero 19, 2014

Hay gente infiltrada de gobierno en la protesta contra de la presa que pretende construir el consorcio brasileño Odebrecht en el Río Los Pescados, con su presencia pretende denostar el movimiento, que se ha extendido a municipios como Totutla, Huatusco y Coscomatepec, y así restarle fuerza a la lucha social, denunciaron habitantes de la Cuenca del río Los Pescados.

En conferencia de prensa, la Red Cívica Veracruzana (Recive) se sumó a la demanda de la clausura de los trabajos de la presa y José Milán, habitante de Jalcomulco, acotó que en la manifestación, “el gobierno hace lo posible por reventar este tipo de luchas, pero no sólo estamos organizados los habitantes de Jalcomulco, sino de varias localidades, así que cada vez somos más quienes nos oponemos a la presa”.

“Hay personas vivales como Francisco Torres González y Manuel Colorado Silva, que buscan sus beneficios personales, de entrada, se integraron al movimiento y empezaron a dar sus conferencias de prensa, y determinaron señalar que éramos un grupo de autodefensa cuando no lo somos”, dijo José Millán.

No obstante dijo que el movimiento sigue creciendo, se han integrado municipios que están más abajo pero que también van a ser perjudicados por la construcción de la presa, como es el caso de Totutla, Coscomatepec y Huatusco, además que organizaciones de Inglaterra, Canadá y Estados Unidos están ahora pendientes del tema de la presas hidroeléctricas en Veracruz, y respaldan la lucha contra ellas.

“Lo que los pobladores de la cuenca temen, dijo, es que si no venden sus tierras a la trasnacional Odebrecht, el gobierno les pueda expropiar sus terrenos, y precisamente ha ido gente del gobierno del estado a meterse a las asambleas y les han dicho eso, que si no venden serán expropiadas sus tierras”, añadió.

Leticia Valenzuela, a nombre de la Asamblea Veracruzana de iniciativa y Defensa Ambiental (Lavida), sostuvo que les preocupa y alarma el modelo de desarrollo que desde los gobiernos quieren imponer en Veracruz, basado en la acumulación por el despojo, “se ve la destrucción de los recursos naturales como son los ríos, bosques y minas, sin tomar en cuenta la opinión de la gente. Consideramos el agua, los ríos, humedales, lagunas, lagos, arroyos, bosques, manglares, costas y a las especies de flora y fauna que coexisten en las cuencas hidrológicas como una unidad integral y factor determinante para la existencia de las comunidades rurales y urbanas, no una mercancía que se acapara, se compra y se vende como artículos suntuosos”.

Al ser usuarios de los servicios ambientales que brindan los cuerpos de agua y los bosques, acotó, “somos afectados por los daños de la destrucción de los mismos. En este sentido, demandamos que se respete la legítima defensa delos ríos que promueven los habitantes de las regiones de Veracruz, en concreto de Jalcomulco y pueblos cercanos, y exigimos respeto a los derechos humanos y la integridad física de cada uno de los defensores ambientalistas”.