Política

Funcionarios hacen esperar por más de una hora a empleados de Limpia Pública

febrero 17, 2014

Boca del Río, Ver.- Cientos de trabajadores de Limpia Pública llegaron al World Trade Center desde antes de las 2 de la tarde, a esa hora los habían citado para la comida en su honor, sin embargo los altos funcionarios aparecieron una hora y media después.

Varios contenedores pintados de la misma forma en que están los de la basura resguardaban decenas de kilos de barbacoa que debería ser servida a los invitados, pero la tardanza de los invitados orilló a muchos a tomar medidas, pues habían acudido con sus familias, desde niños pequeños hasta personas adultas.

Algunos optaron por ir a la tienda más cercana al interior de la plaza y comprar botanas, además de botellas de agua y refresco porque ni eso les ofrecían; otros fueron por algo más pesado y adquirieron volovanes con un agradecido vendedor que se hallaba en el exterior del centro de convenciones, los más “pudientes” optaron por comprar un pollo asado que compartieron entre diez, para minimizar el efecto del hambre tras la hora de espera.

De acuerdo a versiones entre los encargados de la logística, la mayoría de los políticos que asistirán al evento ya se encontraban en las instalaciones, entre ellos el líder sindical Nino Baxi Mata, el diputado Tonatiuh Pola Estrada, el senador Héctor Yunes Landa, el alcalde Ramón Poo Gil y el líder nacional de la CROC, Isaías González Cuevas, quienes aparentemente esperaban a la presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado, Anilú ingram Vallines.

Cuando al fin se acercaron al salón las planchas de cervezas ya estaban a temperatura ambiente, los frijoles refritos, servidos desde hace tiempo, estaban fríos y la gente desesperada.

Se sentaron en el presidium cerca de las 4 de la tarde, luego de un recibimiento con campanas y porras por parte de todos los trabajadores sindicalizados.

Entonces, cuando al fin comenzaban a servir a los hambrientos “invitados de honor”, arribó el mandatario estatal, Javier Duarte de Ochoa, con la noticia de que además de las motocicletas, refrigeradores, estufas, televisiones y aparatos de sonido que el sindicato ya les tenía preparados, él regalaría una vivienda.

Fue Cándido García, trabajador de planta, quien se llevó el premio más cotizado de la velada, que se alargó durante varias horas más, con la comida y los regalos, el resto de los trabajadores parecieron haber olvidado la espera de más de una hora y media.