Política

Megamarcha magisterial en Xalapa; más de 20 mil protestan contra reforma y sus líderes

septiembre 05, 2013

Entonaron el himno nacional mexicano más de 20 mil maestros que llegaron a Xalapa desde distintas partes del estado de Veracruz para protestar contra la reforma educativa, como rompieron con sus líderes sindicales, denominaron la marcha sin siglas “todos somos maestros”, por ello coincidieron que se debe “iniciar el paro nacional” para que se les respeten sus derechos laborales. Pedían diálogo con el gobernador Javier Duarte, pero no fueron atendidos, por eso tomaron tres alternativas de presión: unos se quedaron en la plaza Lerdo, otros más se fueron a cerrar la entrada y salida de Xalapa, frente a la Secretaría de Educación de Veracruz, y otros más a manifestarse afuera de los sindicatos magisteriales. Asimismo asumieron los acuerdos del Frente Nacional del Magisterio: no hay clases hoy y paro indefinido en escuelas en donde haya condiciones.

Un contingente salió del parque Los Berros, otro del Teatro del Estado, y otro más de la Escuela Normal Veracruzana, todos ellos coincidían con tres frases “No a la reforma educativa”, “Peña Ladrón te quiero en mi salón”, “somos docentes”. Así marcharon por las calles de la capital veracruzana, también para exigir que los legisladores veracruzanos no voten por la reforma educativa.

Del contingente que salió del Teatro del Estado, el más numeroso, coreaba frases contra los dirigentes sindicales de las secciones 32 y 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de la Educación y el Magisterio (Sutsem) y del Sindicato Estatal de Trabajadores al Servicio de la Educación (Setse): “Callejas, callado porque eres diputado”, “En dónde estás Diz Herlindo?”, “Juanito, Juanito eres un traidor”, “¿Arellano en cuánto te vendiste?” Y “Te ves muy bien en la foto Acela, pero ya no nos representas”.

Zúñiga, ruborizado por ser “vende plazas”

Así marcaban pauta de un distanciamiento contra los líderes sindicales y al llegar a la calle de Primo Verdad, se toparon con el ex secretario de Educación y Cultura (durante la administración de Fernando Gutiérrez Barrios y con Patricio Chirinos), Guillermo Zúñiga Martínez, a quien un maestro lo jaló del brazo para que marchara con ellos, pero otros no coincidieron con ello y comenzaron a gritarle “traidor”.

Los maestros agregaban consignas: “ratero”, “traidor”, “vende plazas” y el volumen de los gritos subía, Zúñiga Martínez se ruborizaba. Otro maestro le dio el megáfono y el viejo lobo de mar, quiso aprovechar para lanzar un mensaje, pero los maestros no lo dejaron y fue el maestro Jorge Salazar quien le dijo a Zúñiga Martínez, “él pertenece al partido del PRI, el cual ha legislado en una y otra vez contra los trabajadores de la educación, ellos votaron por la reforma a la Ley del Issste y usted a pesar de ser un gran masón, es usted un anti humanista”.

Los gritos continuaban “traidor, traidor”, mientras Zúñiga Martínez se inmovilizó, tenía a todos los docentes mirándolo de frente, el sudor corría por su rostro que se impregnaba cada vez más de color rojo, pero en respuesta al maestro que se acercó a gritarle, el rector de la UPAV, molesto le dijo “usted si tiene una acusación vaya al ministerio Público, no sea usted irresponsable, no sea usted grosero”. El resto de los maestros le pidieron a su compañero, Jorge Salazar, continuar la marcha.

El contingente empezó a avanzar, Zúñiga Martínez quedó sorprendido por quienes en un periodo fueron sus subordinados, ayer le reclamaron sobre la corrupción durante su estadía en lo que hoy es la Secretaría de Educación de Veracruz.

Al acercarnos a cuestionarle su opinión sobre las manifestaciones de maestros y su opinión sobre la reforma educativa, solo atinó a decir: “los respeto”, “los respeto”.

–¿Usted los apoya porque la reforma los afectará?

–Yo lo que puedo decir, los respeto.

“Que salga Duarte, que salga Duarte”

Llegaron a la plaza Lerdo, los maestros procedentes de Perote, Altotonga, Coatepec, Xico, Teocelo, Acatlán, Banderilla, Huatusco, Tlaltetela, Emiliano Zapata, los estudiantes y maestros de la Escuela Normal Veracruzana, era la mega marcha, y todos en una sola voz dijeron “que salga Duarte, que salga Duarte”, “es hora de llegar al paro nacional”.

Empezaba la desorganización, pues todos querían participar para sacar su enojo, su rabia, su disgusto y un maestro acotó para impedir que los ánimos se incendiaran: “teníamos el problema que éramos pocos, ahora tenemos el problema porque somos un chingo”. Pues en la capital del estado había 20 mil maestros protestando, más los de los municipios de la entidad Veracruzana. Por eso coreaban “no somos uno, no somos cien, prensa vendida cuéntanos bien”.

En seguida, entonaron el himno nacional, mientras un maestro hondeaba la bandera nacional, y al concluir el primer orador dijo “Veracruz despertó”, y los que le siguieron “no hay dirigentes que nos puedan traicionar y hay que recordar que senadores y diputados del PRI de Veracruz nos traicionaron, votaron a favor de la reforma educativa”.

Una comisión del Frente Nacional del Magisterio, del estado de Michocán, acompañaron a los maestros veracruzanos, pues dijeron que hay unión con todos los estados y desde aquí dijeron “Oaxaca aguanta, Veracruz se levanta” y manifestaron su apoyo a los demás estados.

“Somos maestros representándonos a nosotros mismos”, “no somos aviadores, somos maestros” decían los presentes. Entonces empezaron los versos de un maestro “llegaron profesores a exigirles las cuentas a ladrones, yo soy maestro de una comunidad que no tiene ni escuela, pues yo me vine a la calle a protestar”.

Mientras esto transcurría, personas enviadas de la Sección 32 llegaron a la manifestación, y con nómina en mano, ofrecían adelantarles quincena a los trabajadores adheridos a ese sindicato si se retiraban de la manifestación, a otros los identificaban para ponerles un asterisco porque habría una sanción, ya que su dirigente, Juan Nicolás Roldán, estaba molesto por la desobediencia y les iban a descontar su salario o “van a ser los primeros que queden fuera”, los sentenciaban, pero a decir de la maestra Roselia “ya no es mi dirigente”.

Aparte del maestro Armando de la sección 32 del SNTE, que acosaba a los maestros, por lo que unos decidieron retirarse, también había policías encubiertos de civiles, “los de amarillo” son policías decían a través del micrófono.

Diz Herlindo ¿Qué sucedió?, se manifiestan en los sindicatos

En el tercer día de manifestación de los maestros, el dirigente Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de la Educación Media (Sutsem), Ricardo Diz Herlindo, ya no asistió, incluso mandó a decirles a sus agremiados que laboraran de manera normal en sus centros de trabajo. Maestras indignadas de la delegación Xalapa se apostaron en la entrada de las oficinas centrales y pegaron unas cartulinas en las que se leía: “Lic. Diz, qué sucedió? la base debe saber”.

Diz Herlindo que dos días antes había afirmado que “la Ley de Educación no se puede matizar, no hay manera que existan convenios del gobierno estatal con el magisterio veracruzano, porque la ley establece que aquel servidor público que no respete lo ordenado en la ley general será cesado y se le fincará responsabilidad”, ahora daba a conocer por medio del secretario de conflictos de Bachilleratos, el maestro Hiram, que “en los transitorios” de la reforma educativa se pueden modificar para el estado de Veracruz, estoy con acuerdo del gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Pero la maestra Alejandra exigió una explicación, “porque nos mandó a decir que si marchábamos iba a ser bajo nuestra responsabilidad y ahora sale que los transitorios se van a adaptar en Veracruz, entonces estamos preocupados, que nos dé información, que nos enseñe documentos firmados”.

Las maestras de la delegación de Xalapa, molestas, le lanzaban dos preguntas y una exigencia al dirigente del Sutsem, “¿Qué negoció con el señor gobernador en la reunión –que al parecer fue en World Trade Center”, ¿Qué beneficio va a tener el profesor docente frente a grupo?”. Y el tercero, “queremos que nos dé la información completa”.

Así dieron ultimátum a su dirigente, “si no nos informa, si no dice lo que pasó, ya estamos en el Frente Nacional del Magisterio, queremos que él responda a nuestro llamado como nosotros lo hemos hecho cuando nos lo pide”, “si no, el Sutsem será él solo”.

También comisiones de maestros se manifestaron en las oficinas de las secciones 32 y 56 del SNTE e inspecciones escolares, porque están inconformes con sus dirigentes y con las autoridades educativas.

Los maestros presionan, bloquean calles y carreteras

Hay acuerdos entre los docentes: un grupo se queda en la Plaza Lerdo, otro más se va a los sindicatos y otro a bloquear la carretera Xalapa-Veracruz, frente a la Secretaría de Educación de Veracruz. El contingente camina hacia la Secretaría de Educación de Veracruz, en su recorrido informaban a través de trípticos a la población sobre su lucha y en su paso, se detienen frente a las oficinas del Diario AZ, para reiterarle: “prensa vendida”, “Por eso el país está como está”, “AZ, AZ pura gaceta”.

Continuaron su recorrido, eran las 14:35 horas cuando llegaron a las inmediaciones de las oficinas de la SEV, que una hora antes habían evacuado al personal como medida precautoria para evitar que el personal fuese retenido de manera involuntaria en las oficinas. Los maestros bloquearon al principio dos carriles paralizando el tráfico vehicular por más de tres horas, el tráfico vehicular se desquició, pues grupos se apostaron también en un área que bloqueaba el distribuidor vial del Arco Sur.

La exigencia seguía siendo la derogación de la ley de Educación, porque su articulado es lesivo a los derechos laborales de los docentes, tanto para los que ya están en activo, como para los de nuevo ingreso.

Y el sol y la lluvia veraniega también asistieron a la marcha y proveyeron de clientes a los ambulantes de paraguas y sombrillas, cuyos precios iban de los 80 a los 130 pesos. En la mañana sirvieron para cubrirse de los rallos del señor amarillo y por la tarde de gotas frías.

Los diálogos fracasan

En un principio los maestros se negaron a aceptar integrar una comisión como se los sugería la ayudantía de la Secretaría de Gobierno, firmes dijeron “que baje el gobernador”, ya que no permitirían negociación de unos cuantos maestros, la negociación tendría que ser pública y con todos.

Posteriormente, los que acudieron al bloqueo de la carretera frente a la SEV, tampoco permitieron diálogo de una comisión, aunque el subdirector de Recursos Humanos de la Secretaria de Educación de Veracruz, José Antonio Ojeda Rodríguez, lo solicitó a los manifestantes para atender sus planteamientos.

Ellos pedían la presencia del titular de la SEV, Adolfo Mota Hernández, pero no acudió al llamado, fue hasta las 15 horas cuando el Oficial Mayor de la SEV, Édgar Spinoso Carrera, y Ojeda Rodríguez, salieron para dialogar con los manifestantes, éstos últimos condicionaron que para abrir la circulación vehicular se llevara a cabo un foro público abierto con funcionarios de la SEV y del propio gobierno federal, y este podría ser en el Estadio Xalapeño.

Sin embargo, lejos de escuchar a los maestros, los funcionarios de la SEV señalaron que la reforma educativa no va a repercutir en contra de los maestros y hay garantía de sus derechos laborales, esto no gustó a los manifestantes, y el abucheo y consignas contra los funcionarios resurgieron.

También llegó, Roberto Álvarez Salgado, director de Gobernación, y al conocer el planteamiento de la realización de un foro, propuso que éste se llevara a cabo en los Gimnasios Omega o el Allende, que estaban techados para evitar mojarse, pero tampoco aceptaron ya que pedían la presencia del gobernador Javier Duarte de Ochoa, para que haga público la inconformidad del gremio magisterial veracruzano a la reforma educativa.

Asimismo que se deroguen los artículos que afectan la permanencia en el servicio y violentan los derechos que como trabajadores tenemos y que están en el artículo 123 de nuestra Constitución y que no se apliquen represalias a los maestros participantes en las manifestaciones.

Algunos acuerdos: hoy no habrá clases

A las 8 horas de este jueves iniciará de manera generalizada el paro de escuelas en todo el país, así lo dieron a conocer docentes que se manifestaron en la capital del Estado, paro indefinido en las escuelas en las que se den las condiciones, reunión en la Plaza Lerdo para hoy y anuncian asamblea estatal para el próximo viernes de las organizaciones de maestros que están participando en las distintas zonas del estado.

SEV acusa presencia de CNTE en movilizaciones

Mientras que la delegada de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Socorro Altamirano, acusó la presencia de profesores procedentes de Oaxaca; la Jefatura de Sector de escuelas federales tachó de un “verdadero desmadre” lo ocurrido en estos días por los docentes en contra de la reforma educativa.

Durante el evento de este miércoles, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) participaron en la megamarcha realizada por el magisterio veracruzano en esta ciudad, incluso tomaron parte de los oradores arengando a la defensa de los derechos laborales y conquistas sindicales que con la reforma educativa se estarán perdiendo.

Posteriormente, pasaron una caja alcancía entre los maestros veracruzanos para recaudar recursos a favor de los miles de maestros de la CNTE que se manifiestan en el Distrito Federal desde hace más de 10 días, a la par, algunos actores de la sociedad civil se han sumado a la recaudación de víveres para los contingentes magisteriales en la ciudad de México.

La delegada de la SEV, Socorro Altamirano, advirtió que entre los manifestantes en Córdoba había docentes procedentes de Oaxaca, por lo que el número de maestros que dejaron los salones para salir a las protestas callejeras, no era preciso, sin embargo, afirmó que ya se estaba analizando esto.

Privilegió gobierno diálogo y concertación

El gobierno del estado de Veracruz privilegió el diálogo y la concertación durante la movilización que maestros realizaron este miércoles en diversas regiones del estado y durante todo el día, personal de las secretarías de Gobierno y de Educación siguieron paso a paso el desarrollo de las manifestaciones, refirió el gobierno en un comunicado.

Por la mañana, en Xalapa, el gobernador Javier Duarte de Ochoa se reunió con el secretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Manuel Arellano Méndez, y los representantes del Comité Ejecutivo Nacional del mismo organismo, Carlos Antonio Pérez y Francisco Quevedo Gallardo, en un encuentro al que asistieron los secretarios de Gobierno, Érick Lagos Hernández, y de Educación, Adolfo Mota Hernández.

Ahí, el mandatario dijo que su administración mantendrá un diálogo cercano con las dirigencias sindicales magisteriales y será respetuoso de las manifestaciones que los maestros realicen en la entidad por la aprobación de la reforma educativa en el Congreso de la Unión.

Duarte de Ochoa expresó que las autoridades estatales han escuchado al sector educativo, se han comprometido para que sean respetados los derechos laborales de los trabajadores de la educación y han canalizado a las instancias correspondientes todas las inquietudes respecto de la reforma general y las leyes secundarias.

Por la tarde, el Ejecutivo estatal dialogó con el dirigente del Sindicato Democrático de Trabajadores de la Educación de Veracruz (SDTEV), Enrique Cruz Canseco, y algunos de sus agremiados, a quienes les insistió que la estabilidad laboral de los maestros no está en riesgo. Comentó que la reforma faculta a los estados para adaptar la reglamentación y que el sistema educativo de Veracruz cumple con los estándares de calidad que la reforma obliga.

“Veracruz es un estado donde los maestros tienen las mejores percepciones y ése es un reconocimiento de la sociedad. Así que les digo que no tienen nada de qué preocuparse. Veracruz es un estado que cumple con la calidad de la educación y los maestros cumplen con su tarea de formar a las próximas generaciones”.

Si hay que evaluar por Peña hay que empezar”: SNTE

En Tuxpan, cerca de mil maestros pertenecientes a la zona 044 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se unieron a los movimientos efectuados por docentes de diversos sindicatos diferentes al suyo, en contra de la reforma educativa.

Los maestros formaron parte del contingente integrado por padres de familia, normalistas y demás docentes en contra de las leyes que estipula la reforma, que en punto de las 17 horas exigían: “si hay que evaluar, por Peña hay que empezar”.

Recorriendo el bulevar Demetrio Ruiz Malerva, los marchantes informaban a su paso a la sociedad civil que no estaban en contra de la evaluación, pero para tener una educación de calidad, dijeron es necesario “buscar la calidad en todos los elementos que necesitamos para trabajar”.

En ese sentido, el profesor Badillo, integrante del SNTE Federal dijo: “para nosotros es un fraude, atenta con nuestra organización sindical y contra nuestro trabajo”. Durante la marcha, los maestros exponían que la reforma propuesta por el presidente de la República “no tiene nada de aplicable en la realidad mexicana, el mundo que dibujan en sus textos no existe en las aulas de los maestros”.

También destacaron que si se quieren alumnos de calidad primero el gobierno debe dejar de dar salarios de miseria a los padres, para que sus hijos puedan aprender. De igual forma, señalaron la falta de infraestructura, pues afirmaron que durante más de tres décadas hay escuelas sin regular, sin reglamentos, pintar, sin sillas ni techos, “de esa forma no se puede dar educación de calidad”.