Política

Migrante estuvo 5 horas con vagón encima antes de que lo rescataran

agosto 27, 2013

Migrantes hondureños pasaron más de cinco horas con las piernas rotas y la tapa de un vagón sobre ellos antes de que los cuerpos de rescate llegaran a la zona donde un tren descarriló el pasado domingo, en los límites de Tabasco con Veracruz.

Duglas Javier Valdés Venegas, originario de Honduras de 25 años de edad, estuvo cinco horas atrapado con su primo después del accidente ocurrido este domingo en Tabasco donde las autoridades dicen que seis migrantes murieron.

“Mi primo me dijo ‘cánteme para no dormirme’ y pues cantamos las canciones románticas, puro amor, para relajarnos, luego nos veníamos protegiendo de las ramas y se nos acabaron las canciones”, contó el inmigrante.

El tren volcó en la comunidad de Tembladeras del municipio de Huimanguillo, un lugar que se encuentra a 10 kilómetros de la población más cercana y al que no se puede llegar en automóvil. Los primos no pudieron saltar hacia el lado izquierdo del tren y tuvieron que hacerlo hacia la derecha, hacia donde su vagón también estaba por caer.

Valdés Venegas y su primo Darlin Valles Venegas estuvieron cinco horas con la tapa de un vagón sobre sus piernas hasta que los rescatistas llegaron al amanecer. Duglas Javier lo contó desde el hospital, Darlin murió el domingo cuando había sido internado.

José Noel Reyes Santamaría, originario de Honduras con 30 años de edad, otro de los dos que permanecían internados hasta este lunes, contó desde su cama de hospital cómo vivió el momento del accidente: “cuando quise saltar me deslicé y caí para el lado de donde cayeron los vagones (…) Yo vi cuando venían los vagones encima de mí, yo sentí cuando me cayó en el cuerpo”.

Todos los sobrevivientes del accidente tienen la opción de ser regularizados por las autoridades mexicanas, lo que significa que podrán estar por lo menos un año en México trabajando y ejerciendo sus derechos. En algunos casos, la regularización podría ser permanente e incluso podrían alcanzar la nacionalidad en cinco años.