Política

Generan reformas un “coctel peligroso” de inestabilidad social: Jesús Arenzano

agosto 27, 2013

Orizaba, Ver.- El país está en la puerta del “colapso social”. La irritación, consecuencia de las reformas laboral, educativa y energética, más la creciente inseguridad y la aparición de las guardias comunitarias, son síntomas inequívocos de que en México se está generando un “cóctel altamente peligroso” que incluso puede provocar que al gobierno federal se le vaya de la mano la estabilidad del país.

En entrevista con Jesús Arenzano Mendoza, profesor en retiro y analista político en la zona de Orizaba, el movimiento magisterial, que inició la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y que ya secunda otros sindicatos ajenos al SNTE, puede alcanzar dimensiones inimaginables, según explica. Pero a la vez culpa al mismo Congreso de la Unión de ser los únicos responsables del fenómeno: “si los diputados federales hubieran tomado en cuenta la opinión de los maestros, ahorita estaríamos hablando de otra cosa, pero simple y llanamente dejaron fuera todas las opiniones de expertos de la educación, de los maestros, de muchas organizaciones educativas que sin tocar la Constitución del país, podrían haber mejorado la enmienda e incluso las leyes reglamentarias pudieran haber contenido un cambio”.

Asimismo rechaza la “satanización” que se ha hecho especialmente en Televisa y TV Azteca del movimiento magisterial: “los maestros no estamos en contra de que se nos evalúe, estamos en contra de cómo y de quién nos va a evaluar y para qué. Esos son los puntos en los que se está en contra”.

Señala que “la reforma laboral ya empata con la educativa, ambas son administrativas y atentan contra los derechos laborales. En la educativa no se tocaron los temas pedagógicos, nada de eso se tocó”, reprocha.

Ahora el movimiento magisterial, explica, “puede crecer y mucho. Está claro que el SNTE es un pelele del gobierno federal. Si empezamos a empatar la irritación social que hay en el país, empezamos a ver que es bastante grande y esto empieza a causar temor al gobierno federal”.

El ejemplo del crecimiento del movimiento magisterial, admite, se tiene en estados como Chiapas y Quintana Roo, que ya anunciaron que se sumarán a ese movimiento, “y en Veracruz ya se vio que sindicatos que no tienen las siglas del SNTE hacen lo propio”.

A la vez revela que aunque no se aprueban todavía las leyes reglamentarias de la reforma educativa, “ya hay impactos, casos de maestros que bajo el régimen de contratos temporales son aceptados para dar clases”.

La reforma educativa, sostiene, va a ser ineficaz como lo es la reforma laboral: “(esa reforma) ya tiene tiempo que se aprobó, pero no impactó en beneficio del empleo, por el contrario provocó mayor desempleo en el país. Si empatas la ineficacia de la reforma laboral con la irritación que se crea con el intento de la reforma energética, la inseguridad que se vive en el país, la aparición de las guardias comunitarias, vemos un contexto nacional bastante convulsionado. Se está generando un cóctel muy peligroso totalmente. El conflicto magisterial va a la alza. En Veracruz se está conformando un frente en contra de la reforma educativa”, advierte.