Política

Denuncian la nociva participación de Nestlé en lucha contra hambre

abril 30, 2013

Cafeticultores denunciaron que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) firmó un convenio con Nestlé para integrar dentro de la Cruzada Nacional contra el Hambre, en cada desayuno escolar una bolsita de café capuchino, la cual tiene un costo de 7 pesos, además que es una fórmula que contiene un 60 por ciento de azúcar y sólo 7 por ciento de café instantáneo, que no solo perjudicará a la niñez, porque provocará obesidad y diabetes, sino también representa pérdidas para los cafeticultores del estado.

En conferencia de prensa realizada en la plaza Lerdo de Tejada, Cirilo Elotlán Díaz, presidente del Consejo Regional del Café de Coatepec AC, y Fernando Celis Callejas, asesor de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras AC, señalaron que no solo sufren los bajos precios del café sino que ahora se avecina una crisis total para los productores, porque se importa más café arábigo y a las empresas trasnacionales como la Nestlé les preocupa más la cantidad que la calidad del aromático.

Una de las razones que podrían aumentar el castigo a los bajos precios del café es la estrategia de las grandes comercializadoras, que inundan de café chatarra todos los supermercados, y a ello se agrega que la Sedesol firmó un convenio con Nestlé para integrar dentro de desayunos escolares un sobre de café capuchino.

Elotlán Díaz precisó que los sobres de café capuchino los venden a 7 pesos, “y dicen que es polvo para preparar café, sólo 7 por ciento es café instantáneo, 15 por ciento de polvo de leche, el resto es aceite hidrogenado, saborizantes artificial, lo que traería por un lado deterioro de la salud de los menores de edad y por el otro este café estaría desplazando al café mexicano, no sólo se están bajando los precios y se está empobreciendo a los productores”.

La Organización Internacional del Café (OIC) dice que para que se considere café, sólo se admite que tenga hasta un 10 por ciento de azúcar, “la Nestlé lo que hace es empobrecer a los cafeticultores y ahora con la Cruzada contra el Hambre quieren ir a vender estos productos. Hay que ver que primero le pagan al productor barato, y luego le quieren vender estos cafés de bolitas capuchino.

”Hemos hecho las cuentas –dijeron los dirigentes de los productores–, que si cuesta 7 pesos la bolsita se está sacando por kilo de café en polvo mil 800 pesos, cuando el productor por un quintal le están pagando mil 300 pesos en campo y un quintal de café pergamino tiene 36 kilos, lo que representa 26 mil pesos el quintal para la Nestlé, y al productor le dan mil 300 pesos”.

Éste es el robo más descarado, agregó Zelis Callejas, “que le hacen a los campesino y por el otro lado, están engañando a todos los consumidores de las poblaciones porque al consumir este café, el alto concentrado que tiene de saborizantes es incluso perjudicial para la salud, pero lo grave del asunto, que las autoridades estatales y federales son cómplices de estas empresas monopólicas, como es la Nestlé.