Política

La cosa pública en plena decadencia…

abril 30, 2013

1.- Tomando como fuente a Diógenes Laercio, quien explica que Aristocles es el verdadero nombre. Sin embargo, es mejor conocido con el pseudonimo de Platón, debido a su espalda ancha, y a poseer una constitución física fuerte. Platon, en sus primeros diálogos llama: “pordioseros muertos de hambre a quienes compiten de manera obsesiva por los puestos de gobierno”. En la misma escuela clásica, existen singularidades certeras, cuando también se ironiza sobre la terrible enfermedad de esos mismos quienes disputan el poder. Aristóteles, los ubica como; “verdaderos cazadores no satisfechos, quienes anhelan permanecer en el mayor tiempo posible dentro del gobierno”. En nuestro días, todo esto se encuentra comprobado, a pesar de que estos sabios lo explicaron hace más de dos mil quinientos años.

2.- Cuándo se observan las fotografías en el diario La Jornada Veracruz, del día lunes 29 de abril y, están en a la mira, los rostros de Javier Duarte, César Camacho Quiroz, Emilio Gamboa Patrón, Francisco Yunes Zorrila, así como la de los 242 candidatos priístas. Es precisamente en estos casos, cuando se patentiza la decadencia, pero especialmente, la debilidad de las instituciones políticas del país. La perorata –que no discurso político- de César Camacho, es un tratado de demagogia y bravuconadas. No dudo, que México con una población, más educada, dicha arenga, serviría para reducir la participación electoral que se avecina en Veracruz. El dirigente nacional, aseguró que: “los videos en los que se muestra planeando hacer uso de los programas sociales con fines electorales están comprometidos con la legalidad, con la ética política”. Sin comentarios, dicha proclama es absurda por donde se le escuche.

3.- En la teoría política, la causa primera, para conocer la corrupción política del Estado Mexicano, es cuando, las organizaciones políticas se encuentran en un orden creciente de deterioro. La pregunta sería, ¿Cómo Quiroz, puede hablar de ética y respeto al proceso electoral? Cuando Peña Nieto, arribó a la presidencia, precisamente con el método destructivo de la compra de votos, operado precisamente por el padrón del PRI. La dificultad que se vislumbra, es que cada día crece la apatía y la indignación por parte de una mayoría de clase medieros mexicanos. Lo anterior, es debido a que su participación en lo electoral, es amónica. Es decir, esta carente de normas, por tanto es complicada, para lograr un resultado positivo, que logré retomar el rumbo de la nación.

4.- Puedo asegurar, que en el PRI, hacen falta los indiscutibles ideólogos de antaño como lo fue Don Jesús Reyes Heroles. Los actuales, como Marcelo Ramírez, los han hecho a un lado, para darle paso a los comediantes, con principios oligarcas. El papel del partido político único, como fue en su momento el PRI, jugó un papel definitivo, para que las distintas instituciones, lograran constituirse. Sobre todo su forma de gobierno. Hoy día, al aceptar o implantar, el pluripartidismo que vive México, se ha retornado a la inestabilidad, que precisamente se daba antes la creación del partido fuerte. El caso es que al destruir la fuente de participación de la población, dentro de los distintos procesos electorales podridos, se corre el riesgo a mediano plazo de la deslegitimación de Estado. La población mexicana, ya padeció en su momento, la inestabilidad ante la ilógica aceptación de una buena cantidad de partidos políticos débiles.

5.- Los presidentes tecnócratas, así como los panistas Fox y Calderón, han llevado al país, a una inestabilidad política. Asimismo, el sinnúmero de reformas, ha dejado en la cuneta a México. La incapacidad de todos ellos, como se señaló previamente, son los actuales pordioseros muertos de hambre que compiten de manera obsesiva por los puestos de gobierno, y que llevan a la ruina a toda posible convivencia pacífica. Hoy como ayer, toda esta manada de búfalos, que compite por el poder, es con la mira del provecho personal que se obtiene, tanto del puesto como de los ingresos públicos. La regla de oro en los desgobiernos oligarcas, es distribuir el poder entre las oligarquías. Es decir a mayor riqueza mayor participación de ellos, vean a Ricardo Ahued, lo gurrumino Chedraui, los mismos Yunes tanto del PAN como del PRI, todos ellos, representantes del régimen de la ganancia, cuyo objetivo general es: ¡la privatización del país¡ www.mmijares.com.mx