Revisará la Profeco básculas de los comercios para evitar abusos

La Profeco iniciará en breve la verificación masiva de las básculas en todos los negocios que las utilicen para realizar sus ventas ¦ Foto Víctor Álvarez

Con el fin de evitar abusos por parte de pequeños y medianos comerciantes, así como de las cadenas comerciales, la Procuraduría Federal del Consumidor iniciará en breve la verificación masiva de las básculas en todos los negocios que las utilicen para realizar sus ventas, mencionó el subdelegado de esa dependencia, Guillermo Basurto Origel.
"Es cierto que ha comenzado a notarse una recuperación económica, pues defenderemos esa recuperación, para que los consumidores no paguen más por los productos que compran, y en el caso de los productos que deben ser pesados, paguen exactamente por lo que se están llevando y los comerciantes no les cobren peso de más", agregó.
Indicó que la Profeco mantiene una campaña permanente de revisión de básculas, para verificar que estén bien calibradas y no se vean perjudicados ni consumidores ni expendedores, pues recordó que se han presentado contados casos donde dichos aparatos daban gramos de más.
El funcionario federal indicó que desde hace algunas semanas se apresuró el programa de calibración de básculas en todos los comercios establecidos, pero será reforzado, con la finalidad de proteger al consumidor y asegurarle que recibe lo que paga.
"Esto es un programa que lleva Profeco y que es respaldado por los mismos comerciantes, pues casi ninguno se niega a ser verificado y la gran mayoría tiene sus básculas en orden, o sólo en algunos casos, por el uso constante se llega modificar y son algunos gramos de menos los que se da al consumidor, pero no es que haya mala fe del comerciante", expresó.
Guillermo Basurto Origel aseguró que en Xalapa no es un problema generalizado que las básculas estén dando kilos de a 800 gramos, pues cuando han recibido alguna queja y acuden a constatar se dan cuenta que las básculas están en orden o la variación es mayor a los 100 gramos.
"No obstante la Profeco tiene que actuar y sancionar al propietario del negocio que no tenga una báscula bien calibrada, pero insisto en Xalapa, los consumidores pueden tener la certeza de que hay mucho respeto por parte de los comerciantes en ese sentido, pero para dejarlo en claro se están revisando todas las básculas y una vez verificadas se les coloca un sello con holograma que garantiza que si está dando kilos de a kilos", manifestó el subdelegado de la Profeco