La reforma educativa cancela la gratuidad; padres pagarán gastos

Los maestros iniciaron un paro laboral que se extenderá por varios días, en los municipios de Cosoleacaque, Las Choapas, Zaragoza, Jaltipan, Minatitlán, Coatzacoalcos y de la sierra de Soteapan s Foto AVC Noticias

Orizaba, Ver.- La reforma educativa, prácticamente anula la gratuidad de la educación pública. Con ella las cuotas “voluntarias” dejaran de serlo para convertirse en obligatorias, “y los padres de familia cargarán con todos los gastos de mantenimiento, infraestructura y material didáctico”. En tanto los movimientos de rechazo, orquestados por sindicatos y organizaciones magisteriales, continúan.

El profesor Rafael Vásquez Bernal, miembro adherente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), señala que la reforma educativa no sólo afecta a los trabajadores de la educación, sino que además tendrá impactos entre los padres de familia.

Asegura que con la reforma las cuotas escolares, que hasta este ciclo escolar, son voluntarias, dejarán de serlo para convertirse en obligatorias, pero explica con qué se respaldaría el cobro de esos pagos: “Se les dirá a los padres de familia que (las cuotas) son obligatorias porque con ello se van a solventar los gastos para la infraestructura, material didáctico, mantenimiento de las escuelas, en fin todo eso va a recaer en los gastos de los mismos padres de familia” señala.

De hecho revela que este martes, en diferentes regiones del estado, se realizaron más acciones de protesta, “lo que los maestros pedimos es que se respete el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ahí se habla de que la educación pública, debe ser laica y gratuita”.

“Nosotros, los maestros estamos luchando por salvaguardar nuestros derechos que durante muchos años los hemos logrado. Estamos en riesgo de perder muchos de nuestras conquistas, es más no tenemos la seguridad en la permanencia del trabajo. Esa es una de las tantas preocupaciones” sostiene.

Protesta en la SEV de Coatzacoalcos

En las instalaciones de la Secretaría de Educación del Estado de Veracruz (SEV), integrantes del movimiento magisterial de la zona sur, realizaron una protesta para exigir el pago de los bonos sexenales además de inconformarse por la reforma educativa.

En esta movilización participaron integrantes Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Sección 32, Sección 56 y del Sindicato Autónomo de Trabajadores de la Educación de Veracruz.

Tomás González Hernández, coordinador del movimiento magisterial reconoció que alrededor de 8 mil alumnos de educación preescolar, primaria y secundaria e incluso de educación especial se quedaron sin clases para que ellos pudieran realizar su protesta.

Los maestros iniciaron un paro laboral que se extenderá por varios días, en los municipios de Cosoleacaque, Las Choapas, Zaragoza, Jaltipan, Minatitlán, Coatzacoalcos y de la sierra de Soteapan.

González Hernández refirió que se han entrevistado con los representantes de la SEV para que se liberen los recursos correspondientes al bono sexenal, el cual asciende a tres mil 500 pesos.

Manifestó que alrededor de 80 mil docentes de la entidad están esperando este pago, el cual se tenía que haber liberado antes del cambio de gobierno federal.

Refirió que este paro laboral se le notificó al secretario de educación, Adolfo Mora Hernández desde el pasado 14 de enero pero no hubo ninguna respuesta por parte de las autoridades.

Maestros confirmaron que en otras entidades, el recurso correspondiente al bono fue depositado por la federación por lo que están pidiendo que el gobierno del estado lo libere.

Los profesores consideran que existen amenazas de despido por parte del gobierno federal a quienes no logren acreditar las evaluaciones.

“Tenemos la responsabilidad de trabajar con calidad educativa, no nos oponemos a la evaluación universal porque estamos preparados y sabemos que tenemos rendimiento pero queremos que se esclarezcan las consecuencias jurídicas y no que después nos apliquen esas sanciones”, detalló.

Los inconformes volverán a hacer un laboral los días 29 y 30 de enero, en caso de no recibir una respuesta favorable para el pago del bono sexenal.